Preguntas Frecuentes

Barnizamos en cualquier color de la carta de colores RAL, NCS Y PANTONE.

Además hacemos cualquier color que a usted le guste, sólo necesitamos una muestra.

Terminación con chorro de arena para sacar la veta a la madera.

 

 

Cómo son nuestras Ventanas de Madera

Son aire 12, las más modernas de la gama de las ventanas europeas que se fabrican en madera. El bordón para cerrar las dos hojas que se ponía antes, y se sigue poniendo, constaba de un fino palo clavado con puntas, sin juntas de goma ni aislamiento completo. Ahora colocamos un 5º larguero que sirve de bordón de cierre y que va encastrado en la hoja con espuma y con gomas de neopreno para su total aislamiento y cierre. Contamos con el marcado CE para este tipo de ventanas para las cuales hemos superado unas pruebas en laboratorio, de resistencia al viento, al agua, etc. Marcos de 90x70 y hojas de 58mm, doble goma de neopreno, una en hoja y otra en marco, contraventanas, color de herraje que quieran con manilla, gabela embutida en hoja. Los cristales son 4-12-4 sellados con silicona neutra. Son un poco más modernas y mejores que la mayoría de ventanas europeas.
 

Cómo son nuestras puertas de interior

Mis puertas de interior (excepto rústicas) están formadas por un tablero mdf de 10m a cada cara, con bastidor de madera en el centro de 15mm hasta llegar a los 35mm con poliespan dentro. No tuerce y te quita algo de peso a la puerta. Se puede hacer igual pero maciza en el interior de aglomerado, pero pesa una barbaridad y con el tiempo se va a descolgar. También las tengo macizas de aglomerado por dentro pero con los tableros de 3mm, que pesa un poco más, pero no tanto coo pesan las macizas de mdf. Esta normalmente la ponemos para las cristaleras, para que así al hacerle los huecos, pese algo más.
 
Lo normal es que las puertas del mercado sean de 7mm, de 5mm (tableros a cada cara) o todo macizaos de dm (MDF). Las dos primeras pesan bastante poco y la última pesa muchísimo y encima no le ponen el bastidor de madera o de dm al revés, con lo cual, los tornillos no agarran bien y se descuelga con mucha facilidad. El canto del mdf es como un libro gordo, formado por muchas páginas. Si le ponemos un tornillo en el canto del libro, se abrirán las láminas. Eso es lo que le pasa al mdf al ponerle un torno en el canto. Se le suele hacer una guía antes de meter el tornillos, pero claro, luego no tiene la misma fuerza de sujeción, y al poco tiempo se va descolgando la puerta al pesar tantísimo.